brazos-de-gitano

Brazo de nata o trufa

Dentro de la pastelería tradicional que preparamos en Pastas Artesanas Makarpy, no puede faltar el brazo de gitano, consistente en una plancha de bizcocho esponjoso que enrollamos y rellenamos con nata o trufa. Este postre puede presentarse en tamaño grande (un cilindro de aproximadamente el largo del antebrazo), o en piezas individuales.

Este postre de nombre tan curioso, se elabora desde al  menos el año 1800, y su origen no está claro; se especula con tres teorías sobre su origen y el por qué de su denominación:

– La primera y más extendida, se refiere a los artesanos caldereros y cerrajeros, de etnia predominantemente gitana, que recorrían las pastelerías ofreciendo sus servicios fabricando y reparando ollas, moldes, utensilios, varillas…. Tras su trabajo, además del pago recibían algún trozo sobrante del pastel del día, enrollado en una plancha cilíndrica de bizcocho, que llevaban apoyada en el brazo, y de ahí surgió el postre y el nombre.

– La segunda teoría plantea que una vez ya existente el pastel, tomó su nombre por la semejanza del bizcocho tostado con el color de piel de la etnia gitana, y además, en ciertas zonas es típico decorarlo con guindas escarchadas y merengue, lo que recordaría a las mangas de los vestidos de fiesta calés; al brazo de gitano, en algunas zonas también se le conoce como manga de gitana.

– La tercera teoría nos lleva hasta un monje berciano de la edad media, que llegó a un monasterio en Egipto donde encontró el postre, que llevó a España para servirlo a la reina. En un principio se denominó “brazo egipciano”, pero dicen que dado el carácter humorístico del pueblo español y su semejanza fonética, rápidamente comenzó a conocerse como brazo de gitano.

Sea cual sea el origen de su nombre, este delicioso postre es un clásico que no puede faltar en ninguna pastelería, y que puedes encontrar con el resto de nuestras tartas y postres artesanos en nuestra tienda-obrador de Mas de las Matas (Calle La Portera)…; pero si te apetece prepararlo en casa, te dejamos un pequeño “tip”: enrolla la plancha de bizcocho templado hasta que esté frío y listo para rellenar, porque si la plancha de bizcocho se enfría plana y luego quieres enrollarla…¡se romperá!

¡Aunque lo más sencillo es que te lleves uno de nuestros deliciosos brazos de nata o trufa!

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •