hqdefault

El dulce de moda: los cake pops

Los cake pops (literalmente, piruletas de tarta) son bolitas de bizcocho con un palito, bañadas en chocolate o cobertura y decoradas con llamativos colores… ¡deliciosas y totalmente adorables!

Es un dulce que proviene de estados unidos y se ha puesto de moda, sobre todo a la hora de preparar un candy bar en bodas, comuniones o bautizos. Y no, preparar cake pops no es tan complicado como pueda parecer… ¡en realidad es bastante sencillo!

Para preparar las bolitas del cake pops, necesitaremos un bizcocho del sabor que prefiramos, que desmigaremos totalmente en un cuenco (¡nuestra torta rápida o magdalenas de chocolate Makarpy te irían perfectas!). También ponemos a fundir a fuego lento un poco de chocolate negro o blanco, que será el que sujete los palitos a las bolitas de bizcocho. 01_bizcocho_desmigado

Ahora es hora de pringarse: necesitamos añadir al bizcocho desmigado algo que nos permita amasarlo para formar las bolitas. Puedes añadir mermelada, glaseado de mantequilla, leche condensada, queso crema, nutella…. ¡mezcla el sabor que más te guste con el bizcocho!

A la hora de añadirlo al bizcocho desmigado lo haremos poco a poco, hasta que nos quede una masa que podamos amasar y dar forma de bolita… ¡como si preparáramos albóndigas! Y con ayuda de un cortapastas, también puedes dar a las bolitas otras formas, como de corazón.

Ahora, bañaremos el extremo de los palitos en el chocolate fundido y los introduciremos en la bolita de bizcocho. Dejaremos enfriar los cake pops en la nevera un par de horas, o en el congelador 15 minutos.cake pops 4

Para la cobertura de los cake pops, podemos utilizar chocolate para fundir (negro, blanco o con leche, al gusto), o una cobertura especial que se llama candy melt  que se funde, dando una cobertura de glasa a los cake pops. Sea cual sea la cobertura, la fundimos a fuego lento y templamos un poco. Mientras, tenemos a mano la decoración que queramos (granillo de colores, almendra picada, bolitas o formas de azúcar…)

Sumergimos en la cobertura la bolita y sacamos sacudiendo un poco para que caiga el exceso de cobertura y no gotee. Decoramos y dejamos enfriar clavando el palito en una plancha de porexpan (o como truco, clavadas en una taza llena de azúcar 😉 ), o si preferimos, con la bolita hacia abajo en una cápsula de magdalenas.

En poco tiempo tendremos unas cake pops deliciosas y muy coloridas, que a niños y adultos les encantan… ¡ideales para el cumple de los peques!

cake-pops-thermomix

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •