Archivo de la etiqueta: anís

galletitas de anís

Galletitas de anís

Las galletitas de anís son una de las variedades de pastas artesanas del Bajo Aragón que ofrecemos en nuestra caja de surtido de pastas.

Éstas galletitas resultan muy ligeras y crujientes, gracias a su textura hojaldrada, y con un interesante sabor a anís muy típico en las pastas y reposterías artesanas del Bajo Aragón.

Para prepararlas, utilizamos aceite, aguardiente, azúcar y harina. Con estos cuatro ingredientes prepararemos una masa sencilla en la que destacan la parquedad de ingredientes .

Extendemos la masa resultante en una mesa enharinada, y pasamos a trabajarla, aplanándola hasta conseguir una placa uniforme medio centímetro de grosor más o menos, en la que cortaremos las tiras de masa que se convertirán en galletitas de anís, en unos 3cm de ancho y unos 8 cm de largo.

Colocamos las tiras en la bandeja del horno y pintamos con huevo batido, y sobre él espolvoreamos las galletas con azúcar grano. ¡Ya sólo nos queda hornear y dejar que el aroma a anís inunde nuestro obrador!

galletas anís

Puedes encontrar las galletitas de anís en la caja surtida de pastas, junto con almendrados, mantecados de almendra y carquiñoles. ¡Todo es mejor en buena compañía!

Rosquillas de anís

Roscones de sartén o rosquillas fritas de anís

Además de los clásicos turrones navideños, desde semana santa preparamos los deliciosos roscones de sartén en nuestra pastelería-obrador “Pastas Artesanas Makarpy” de Mas de las Matas (Calle de La Portera nº 2).

Puede que si te hablamos de roscones o roscos de sartén no sepas de qué dulce se trata, pero si te decimos que también se los conoce como rosquilla frita, o rosquilla de anís, ¡seguro que los conoces!

Son un dulce muy típico y tradicional que todas nuestras abuelas y madres han preparado alguna vez, y en cuya preparación hasta los más pequeños pueden contribuir haciendo los “churrillos” de masa que luego se convertirán en rosquillas (aunque también se puede hacer una bolita de masa que “agujerearemos” con el dedo), o cubriendo de azúcar grano las rosquillas una vez fritas e introducidas dentro de un bol con azúcar.

Los roscones de sartén se preparan en general por toda la geografía española, por lo que tenemos muchas variantes de la receta: con naranja, sin anís, sin azúcar, con azúcar glacé… Pero nosotras elaboramos la receta clásica, recubiertas de azúcar,  y con su chorrito de anís, uno de los secretos de su toque de sabor (ni mucho ni poco, ¡el puntito justo! :) )

Así obtenemos unos roscones o rosquillas suaves, esponjosas y muy dulces que podemos tomar perfectamente para merendar, desayunar o acompañando el café de la sobremesa.

Si te gustan nuestros roscones, ¡comparte esta entrada! ; y si no los has probado, te invitamos a que nos visites en nuestra tienda en Mas de las Matas o entres en nuestra tienda online… Cuando pruebes los roscones de sartén, ¡repetirás!

Pacharán

Cómo hacer pacharán casero

Unas pastas artesanas, un café y una copa de pacharán es una combinación de lujo como colofón a una celebración. Y si nuestro pacharán es casero, mejor que mejor.

Esta bebida con grandes propiedades digestivas, tiene una trayectoria documentada de más de 600 años, siendo tradicional su elaboración casera, sobre todo en Navarra y en las zonas de Aragón colindantes a la comunidad foral.

Ahora que comenzamos Octubre, mes donde podemos encontrar por el monte los pacharanes, endrinas o arañones (los tres nombres con que se conocen las bayas con las que se elabora la bebida), vamos a explicaros cómo elaborar un pacharán casero. Y aunque han ido surgiendo variantes en su elaboración (con café, con canela, con azúcar…) ésta es la receta original, a la más pura tradición: con sólo dos ingredientes, anís y endrinas.

NECESITAMOS:

* Endrinas bien maduras; los mejores se recogen a mediados de Octubre

* Anisado para pacharán

* Botella o garrafa de vidrio

ELABORACIÓN:

Una vez que tengamos las endrinas maduras, vamos por el anisado. Lo ideal es que tenga unos 28º-30º; los de 24º resultan demasiado suaves y un anisado con mayor graduación podría matar el sabor del arañón o endrina.

Preparar el pacharán es sumamente sencillo: en la botella o garrafa que hayamos escogido para macerarlo, añadiremos aproximadamente 200g de endrinas bien lavadas por cada litro, y las cubriremos con el anisado hasta el borde de la botella. Cerramos la botella de forma que ajuste perfectamente.

Lo dejamos macerar en un sitio fresco y seco unos tres meses, dándole una vuelta cada semana. Si lo dejamos más tiempo, las endrinas comenzarán a deshacerse creando muchos posos, y además al retirarlas evitamos el sabor amargo del hueso.

Transcurrido ese plazo, procederemos a retirar las endrinas, y a colar el licor con un colador de tela o filtro de melita que retiren absolutamente todos los posos. Vertemos el pacharán en una botella de cristal que cierre herméticamente, y tendremos listo un estupendo pacharán casero para todo el año.

Y si quieres acompañarlo con algo de picar, en nuestra tienda online puedes encontrar todas nuestras variedades de pastas artesanas, el acompañamiento perfecto para una copa de pacharán casero.